Cargando...



Noticias


El último otoño

Spórous Producciones presenta
“El último otoño”

Dramaturgia y dirección: Óscar Alberto Fontana
Elenco: Luis Fernando Zárate, Raymundo Elizondo y Carla Soto

Un emotivo y doloroso reencuentro familiar con un pasado que exige ser resuelto para continuar con el presente.

Temporada
Jueves 20:00 hrs del 3 de octubre al 19 de diciembre
Teatro La Capilla
Madrid 13, Del Carmen Coyoacán, CDMX




Por ser parte de la comunidad UVM tienes un descuento para ver esta obra, entérate de la promoción aquí.

Sinopsis:
A petición de Ema, Ulises acude al encuentro con su padre, Esteban, que tiene veinticuatro años de no ver y quien padece una enfermedad en etapa terminal. Sin embargo, la emotiva y amable intensión de Ema por reencontrar a su primo con su apreciado tío, se verá empañada cuando Ulises comience a descubrir ante los ojos de todos, uno a uno los dolorosos motivos que lo mantuvieron lejos de su padre por tantos años.

Sobre la compañía:
Spórous Producciones, fundada en 2019 por el actor, director, dramaturgo y crítico escénico Óscar Alberto Fontana. Busca posicionarse como una compañía cuyas producciones ofrezcan al espectador, textos entretenidos que generen una experiencia emotiva. El primer montaje que se estrenará bajo su producción será “El último otoño”, obra escrita y dirigida por Fontana. Spórous Producciones, difunde la obra dramática de su fundador, sin embargo, también lanzará una convocatoria anual donde ofrecerá llevar a escena textos de dramaturgos contemporáneos cuyas obras cumplan con el enfoque de la compañía.

Respecto al montaje, el dramaturgo y director Óscar Alberto Fontana comenta:
“Después de buscar y buscar entre las obras de diferentes autores, decidí que era el momento de comenzar a experimentar con el estilo, así que escribí “El último otoño”’. “La línea temática me vino inmediatamente como si se derivara de la imagen que me provocaba un hombre de la altura y corporalidad de Raymundo Elizondo reclamándole cosas a su padre, que, dicho sea de paso, siempre visualicé como un hombre minado físicamente. La imagen me parecía potente y asombrosa por el contraste y por la idea del reclamo. En ese momento supe que tenía que hablar de la significación del modelo del padre arquetípico como anhelo y le angustiante desesperanza que provoca verlo destruido en mil pedazos”.

“Con este montaje buscamos que el espectador comience a hacerse preguntas respecto de lo que está viendo en escena. Me gustaría que al salir de la función sintieran la necesidad de sentarse a conversar de la obra, a platicar de los personajes, de la situación que bien puede ser ficción y una realidad en nuestra sociedad, de sus circunstancias. Buscamos que el público descubra que ser espectador de teatro es un fenómeno maravilloso, único, inigualable. Que sientan las ganas de regresar una y mil veces más.